Reduce El Dolor Y La Inflamacion De Las Venas Varicosas Con Esta Magnifica Verdura

Las venas varicosas o varices se dan tanto en hombres como en mujeres. Los factores que determinan su aparición son múltiples y pueden ser desde la herencia genética hasta los habituales problemas de circulación de la sangre. Regularmente este padecimiento provoca dolor, presión, inflamación e incluso una molesta sensación de hormigueo.

En la actualidad existen diversos ingredientes naturales que podemos utilizar con el fin de reducir el dolor y la inflamación de este padecimiento.

El tomate es rico en antioxidantes, contiene un tipo de carotenoide conocido como licopeno el cual tiene como función principal la de actuar como un excelente anti-inflamatorio. Recientes investigaciones han demostrado que gracias a este tipo de antioxidantes se reduce la producción de citocinas y quimiocinas, dos moléculas que propician la inflamación. El licopeno encontrado en los tomates ayuda a mejorar la salud cardíaca y propicia una buena circulación de la sangre lo cual es bueno para reducir el dolor de las venas varicosas.

El tomate también es muy ácido, en especial sus semillas es ahí donde se encuentran sus mejores propiedades para tratar el problema de las venas varicosas.  Las semillas de los tomates y la pulpa a su alrededor contienen una sustancia que actúa como un potente antiagregante plaquetario. Se recomienda consumir 4 tomates diarios con la finalidad de evitar la formación de coágulos hasta en un 72%.

Se puede utilizar cualquier tipo de tomate, no obstante existe una variedad de tomate verde muy adecuado para ser utilizado en este tipo de tratamientos para reducir el dolor y la inflamación de las venas varicosas. Para el siguiente tratamiento necesitaras seguir los siguientes consejos.

Selecciona tomates que estén maduros, lávalos bien y procede a cortarlos en rodajas finas. Dichas rodajas aplicalas directamente en las zonas donde tengas las venas varicosas, seguidamente venda la zona para que este tratamiento sea mas efectivo. Evita apretar las vendas demasiado, solo trata de que sujeten el tomate y se mantengan en dicho lugar.

Intenta relajarte al menos 20 minutos o hasta que el ardor te lo permita. Piensa que esta pulpa de tomate esta actuando como una especie de aspirina externa. Pasados los 20 minutos retira el vendaje y date una ducha en las piernas con abundante agua fría para reactivar la circulación de la sangre.

Se recomienda realizar este tratamiento 2 veces al día, notaras alivio de forma inmediata y si realizas este tratamiento de forma regular notaras una mejoría en tu calidad de vida. Es importante mencionarte que solo se trata de un tratamiento que alivia los síntomas como el dolor y la inflamación, aunque no se asume como una cura de la enfermedad. El principal objetivo de este tratamiento es el de mejorar tu calidad de vida.

PUBLICIDAD

Importante. Debo aclararte que en Vida Saludable, no te damos consejos médicos, ni te recetamos el uso de técnicas como forma de tratamiento para problemas físicos o mentales sin el consejo de un medico, sea directa o indirectamente. En el caso de aplicar con ese fin, alguna información de este sitio, Vida Saludable, no asume la responsabilidad de esos actos. La intención que tenemos en este sitio es la de ofrecerte información de naturaleza general para ayudar en la búsqueda de desarrollo y crecimiento personal.



loading...

Te Recomiendo Leer.

Como Eliminar Las Cicatrices Profundas Del Acne Desde Tu Casa! Resultados 100% Garantizados

Como Eliminar Las Cicatrices Profundas Del Acne Desde Tu Casa! Resultados 100% Garantizados

Da clic en la imagen para conocer 2 tratamientos naturales que pueden serte de mucha ayuda para tratar las cicatrices del acné y las espinillas.

Deja un comentario